¿Pueden espiarte a través de un micrófono?

Hackear los micrófonos de PC y celulares  se ha convertido en la nueva técnica de los cibercriminales para espiar a sus víctimas.

micrófono- espiar- PC-smartphone- celular, hackers-privacidad-PantallasAmigas

Muchas veces hemos insistido en los riesgos que la cámara web del ordenador puede presentar para la privacidad y la seguridad. Además de los problemas que pueden surgir por acciones realizadas de manera voluntaria por uno mismo frente a la cámara (por ejemplo desnudarse, que pude derivar en sextorsión), existe también el problema del hackeo.

Sin que sea perceptible, otras personas pueden tomar el control de nuestra cámara y espiarnos. Para evitarlo, además de contar con un buen software de seguridad que luche contra el malware (troyanos, gusanos, spyware…), es necesario tomar la precaución de tapar la cámara web cuando no se esté usando.

La webcam es el dispositivo favorito de los hackers y extorsionadores para espiar nuestros movimientos, pero no el único. Los mismos tipos de spyware utilizados para sustraer la información a través de la webcam sirven también para activar el micrófono, una acción más difícil de detectar por parte de la víctima. Una vez activado, pueden grabar todas las conversaciones e incluso las pulsaciones del teclado, pudiendo descifrar los mensajes escritos sin necesidad de espiar la pantalla y levantar sospechas.

Muchos de los extorsionadores activan programas de reconocimiento de voz cuando hackean un micro, introduciendo palabras clave que, en caso de ser pronunciadas por la víctima, le alertan. Es en ese momento cuando comienza a escuchar directamente la conversación.

Uno de los problemas más sonados respecto a este problema lo tuvo el navegador Google Chrome, al que se le detectó una vulnerabilidad que, explotada por un cibercriminal, podría transformar el PC en la herramienta perfecta para espiar al usuario. Aceptando los permisos simples que ofrecían las páginas web dedicadas a convertir la voz en texto, el cibercriminal podía grabar el sonido a través del micrófono a través de los datos que se enviaban a los servidores. Un problema que Google solucionó.

También en los celulares

El micrófono de un dispositivo móvil puede servir como fuente para cualquier espía cibernético. Esto sólo se puede conseguir activando remotamente el micro para escuchar el sonido ambiente o realizar una grabación, no es algo que el sistema operativo permita hacer por defecto, pero muchas de las aplicaciones que usamos a diario exigen la su activación y una vez aceptada ya se queda abierto de manera permanente, por lo que es relativamente sencillo que nuestro dispositivo esté configurado actualmente de una manera en la que se pueda hackear.

Para llevar a cabo el hackeo es necesario instalar un troyano, la mayoría de ellos vendidos como aplicaciones que nos harán la vida más fácil. Desde Usbattack hasta StealthGenie (en teoría una app de control parental), muchas han sido las app creadas para espiar las conversaciones.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn1Email this to someone