Decálogo para prevenir los riesgos del sexting con motivo del Día de la Privacidad

Una de cada cuatro personas adultas ha practicado sexting según estudio de la Universidad de Indiana, y la encuesta anual “Relaciones y tecnología” realizada por la firma de seguridad McAfee va más allá e indica que esta cifra asciende al 50%. PantallasAmigas lanza una campaña para disminuir los riesgos potenciales del envío de “nudes” o fotos íntimas potenciando la protección de la privacidad. Sextorsión, revenge-porn y ciberviolencia sexual de género son algunos de los daños que muchas personas pueden llegar a sufrir si no lo practican con ciertas garantías.

decalogo-sexting-seguro-pantallasamigas-privacidad-nudes-ciberderechos

La práctica del sexting, el envío de contenidos de tipo sexual (principalmente fotografías y/o vídeos), está experimentando un constante aumento en personas de todas las edades y, como práctica de riesgo, se ve involucrada de numerosos problemas.

Un descuido, una casualidad, una equivocación o la mala fe de terceras personas pueden hacer que una imagen íntima compartida en privado acabe suponiendo la victimización de quien la protagoniza. Además de informar sobre los riesgos para que la decisión de afrontarlos sea con pleno conocimiento y de trabajar por los valores de respeto a la privacidad e intimidad ajenas, es necesario que quien desee enviar nudes conozca cómo puede hacerlo con menos riesgos.

Estos consejos para un sexting más seguro abordan especialmente la autoprotección mediante sencillas recomendaciones que ayudan a aumentar las garantías de privacidad y seguridad, y se enmarcan dentro del Día Internacional de la Protección de Datos, o Día de la Privacidad, que cada año se celebra el 28 de enero.

El sexting es una práctica de riesgo por cuanto puede ser condición necesaria para problemas como daños a la privacidad, el honor y la propia imagen, el ciberbullying, el ciberacoso sexual, la porno venganza y especialmente la sextorsión que buscaría principalmente o bien doblegar la voluntad de la víctima, o bien fines económicos. En España, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil, así como distintos cuerpos de policía autonómicos alertan sobre la creciente ola de extorsiones sexuales por Internet.

PantallasAmigas quiere promover la reducción de riesgos en la práctica del sexting compartiendo una campaña informativa dirigida a aquellas personas que han decidido llevar a cabo esta práctica.

Decálogo para el Sexting Seguro

Este decálogo trata de dar las claves de reducción de riesgos para quienes han decidido sextear, con una serie de recomendaciones que habría que tener en cuenta antes de enviar los contenidos, durante el envío de los mismos, y una vez se ha realizado la transmisión. 

Recomendaciones a tener en cuenta antes del envío

 

Asegúrate de que conoces los riesgos asociados al sexting, que tu decisión ha sido tomada sin presiones o amenazas y que lo haces sin precipitación.

1) Asegúrate de que conoces los riesgos asociados al sexting, que tu decisión ha sido tomada sin presiones o amenazas y que lo haces sin precipitación.

 

Valora hasta qué punto la persona destinataria merece tu confianza y está preparada para proteger tu privacidad e intimidad

2) Valora hasta qué punto la persona destinataria merece tu confianza y está preparada para proteger tu privacidad e intimidad.

 

Confirma que quien recibiría tu mensaje desea tenerlo y cuenta con aviso previo para que no resulte incómodo o problemático.

3) Confirma que quien recibiría tu mensaje desea tenerlo y cuenta con aviso previo para que no resulte incómodo o problemático.

 

Revisa que tu celular no tenga malware y pide a la persona destinataria que también lo haga.

4) Revisa que tu celular no tenga malware y pide a la persona destinataria que también lo haga.

 

 

Decide con calma qué tipo de imagen o vídeo quieres enviar.

5) Decide con calma qué tipo de imagen o vídeo quieres enviar.

 

 

Excluye de la imagen o vídeo partes que puedan ayudar a conocer tu identidad (rostro, marcas corporales, objetos o entorno) y metadatos como la geolocalización.

6) Excluye de la imagen o vídeo partes que puedan ayudar a conocer tu identidad (rostro, marcas corporales, objetos o entorno) y metadatos como la geolocalización.

 

Recomendaciones a tener en cuenta durante el envío

 

Selecciona el medio o aplicación que mejor se adapte a tu propósito con las mayores garantías. Existen apps específicas para ello y también sistemas de encriptación.

7) Selecciona el medio o aplicación que mejor se adapte a tu propósito con las mayores garantías. Existen apps específicas para ello y también sistemas de encriptación.

 

Evita el uso de redes Wi-Fi públicas durante el envío y solicita a quien se la envías que haga lo mismo.

8) Evita el uso de redes Wi-Fi públicas durante el envío y solicita a quien se la envías que haga lo mismo.

 

Centra tu atención en lo que haces. Verifica bien qué y a quién envías antes de pulsar. No hay opción a arreglar un error.

9) Centra tu atención en lo que haces. Verifica bien qué y a quién envías antes de pulsar. No hay opción a arreglar un error.

 

Recomendación a tener en cuenta tras el envío

 

Elimina del celular (y de la nube si es el caso) las imágenes íntimas, las usadas o las pruebas. Solicita a quien se las envías que haga lo mismo.

10) Elimina del celular (y de la nube si es el caso) las imágenes íntimas, las usadas o las pruebas. Solicita a quien se las envías que haga lo mismo.

  

  1. Asegúrate de que conoces los riesgos asociados al sexting, que tu decisión ha sido tomada sin presiones o amenazas y que lo haces sin precipitación.
  1. Valora hasta qué punto la persona destinataria merece tu confianza y está preparada para proteger tu privacidad e intimidad.
  1. Confirma que quien recibiría tu mensaje desea tenerlo y cuenta con aviso previo para que no resulte incómodo o problemático. 
  1. Revisa que tu celular no tenga malware y pide a la persona destinataria que también lo haga. 
  1. Decide con calma qué tipo de imagen o vídeo quieres enviar. 
  1. Excluye de la imagen o vídeo partes que puedan ayudar a conocer tu identidad (rostro, marcas corporales, objetos o entorno) y metadatos como la geolocalización. 
  1. Selecciona el medio o aplicación que mejor se adapte a tu propósito con las mayores garantías. Existen apps específicas para ello y también sistemas de encriptación. 
  1. Evita el uso de redes Wi-Fi públicas durante el envío y solicita a quien se la envías que haga lo mismo.
  1. Centra tu atención en lo que haces. Verifica bien qué y a quién envías antes de pulsar. No hay opción a arreglar un error. 
  1. Elimina del celular (y de la nube si es el caso) las imágenes íntimas, las usadas o las pruebas. Solicita a quien se las envías que haga lo mismo.

Estás recomendaciones junto con imágenes listas para ser compartidas en las redes sociales están disponibles en la página web www.sextingseguro.com.

Para aquellas personas que aún no hayan tomado la decisión de sextear, también está disponible una campaña de sensibilización sobre los riesgos derivados de la práctica del sexting con el nombre “Pensar antes de Sextear”: www.pensarantesdesextear.mx.pensar-antes-de-sextear-campana-prevencion-y-concientizacion-sobre-riesgos-sexting-pantallasamigas-1024x200

Share on Facebook4Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone